Pim Maas El Elvis holandés

Para los aficionados holandeses al Rock & Roll Pim Maas es un nombre familiar. A finales de los 50’s y primeros 60’s Maas era conocido como el Elvis Presley holandés. Pim Maas tuvo la suerte de pasar dos días con Elvis, eso fue algo determinante en su vida. Pim nació en 1944 en Amsterdam, hijo del dueño de un bar y saxofonista profesional. A la edad de 14 años, utilizó todos sus ahorros para comprar discos de Elvis y ver las películas de Elvis en el cine.
Los padres de Pim Maas tenían un bar en el Nieuwendijk, Amsterdam, el ‘Stateside Club’. » El bar era un lugar muy frecuentado por soldados americanos, por supuesto, la música que sonaba constantemente en el local era estadounidense, eso incluía todos los éxitos de Elvis. Para el joven Pim toda esta música era nueva y maravillosa. Cuando estaba sólo en su habitación, Pim, cantaba las canciones de Elvis delante del espejo, moviéndose y emulando a su ídolo. Un día el tío de Pim le sorprendió frente al espejo, moviéndose y cantando como Elvis, Inmediatamente tuvo la idea de inscribirlo en un concurso de imitadores de Elvis. Participaron un total de 339 candidatos. Pim Maas y su banda de apoyo, los Presley Cats, interpretaron “Tutti Frutti” y “Baby, I don’t care”, con 14 años Pim ganó el primer premio, que consistía en una copa y un contrato discográfico. esto ocurrió en 1959.
‘Kansas City y Alright Baby fue mi primer sencillo e inmediatamente se vendió sin problemas, en los Países Bajos, Escandinavia, Alemania, Bélgica». Pim Maas consiguió muchísimas actuaciones, y una tras otra colgaba el cartel de no hay entradas.
Un día apareció por el café uno de los soldados estadounidenses, cliente habitual del bar, que casualmente estaba en la misma compañía que Elvis, y le dijo que le había mostrado a Elvis uno de las canciones de Pim. Unas semanas más tarde, el soldado, le dijo a Pim que Elvis le invitaba a venir a la base del ejército estadounidense en Bad Neuheim, Alemania. El joven Pim se quedó boquiabierto, no sabía que decir.
El chico viajó con sus padres y un miembro del club de fans holandés de Elvis a Alemania. «Entra, entra», fue lo primero que dijo. Estaba naturalmente nervioso, pero Elvis me tranquilizó rápidamente. Y mis padres también: su madre acababa de morir y Elvis llamó a mi madre ‘mamá’ «Pensó que eso era maravilloso», cuenta Pim en una entrevista.
Elvis, recientemente ascendido a cabo, estuvo en el cuartel durante el día, pero vivía en una villa en Goethestrasse 14 en Bad Neuheim. A las cuatro y media salió a repartir autógrafos. «Entonces dijo:» Vamos Pim, vamos a trabajar «. En un momento me dio un bolígrafo.» Señoras, ¿puedo presentarles, el Elvis Presley holandés? Vamos, Pim, reparte tu garabato … Hablaron de cosas que les gustaban, música coches… » Yo tenía un BMW deportivo blanco en ese momento. Estaba muy orgulloso de él. Elvis tenía un Mercedes negro completamente abollado en el garaje.» Cosas de mi padre «, bromeó conmigo. El padre de Elvis, Vernon, estaba en Alemania acompañando a su hijo.
Por la tarde, después del café, y cuando Pim ya se encontraba a gusto y sin nervios empezaron a cantar. Estaban presentes la abuela de Elvis, Minnie Mae, su Padre, Vernon y unos guardaespaldas. Fue muy extraño. Ahí están, juntos. al piano con la estrella más popular del mundo, declaró Pim. “That’s alright Mama”, “Don’t be Cruel”, “Treat me Nice”, fueron algunas de las canciones que interpretaron, el joven Pim. sabía todas las canciones de Elvis de memoria, todo fue genial para un chaval de 14 años. Luego, todos fueron a cenar.
Al día siguiente, Pim fue solo al cuartel. «Hablamos sobre cuáles eran mis intenciones y si estaba siendo guiado correctamente. También me dio consejos útiles. Le divirtió que estuviera allí, porque él estaba muy aburrido en el ejército», explico Pim.
Después de esos días memorables, Pim Maas habló con Elvis una vez más. En 1961 realizó una gira por Estados Unidos y una noche llamo por teléfono a Elvis. «Cuando lo llamé por teléfono, él sabía exactamente quién era. Me preguntó que cómo estaba. Tuvimos una larga conversación y me dijo que desafortunadamente no podía verme, porque estaba a punto de salir hacia Hawai, para rodar una película. Le hubiera gustado volver a verme «. En la gira por Estados unidos, Pim actuó en varios shows televisivos, tanto de la costa este como de la oeste, y conoció a estrellas como Tommy Sands, Annette Funicello y Ann-Margret, la compañía RCA corrió con todos los gastos de Pim y su madre, que le acompañó en esta gira, fueron tratados como verdaderas estrellas, aun no siendo conocidos en los Estados Unidos.
En Nueva York, por supuesto, Pim visitó la compañía discográfica RCA. “Recibí mucha información privilegiada sobre Elvis y su manager. El coronel no tenía buena fama. Era conocido como una persona grosera. Era por todos sabido que Parker era de ascendencia holandesa, que había entrado ilegalmente en el país. Debido a que Parker no podría regresar a los Estados Unidos si salía del país, Elvis no podría actuar en Europa. En Alemania, Presley me dijo que realmente quería dar espectáculos en Europa.
Pim estaba muy feliz en California, y quería demorar su vuelta a Europa todo lo posible. Por eso fue a Hollywood, a hablar con Steve Sholes (1911-1968), el jefe de RCA Records. Tenía una oficina enorme y muy lujosa, recordó Pim Maas. Fue recibido de un modo amistoso, pero también con un poco de prisa. “Sholes, el hombre que trajo a Elvis Presley a RCA, no tenía idea de lo que estaba preguntando. Me recibió con las palabras, «Joven. Habla rápido. Mi tiempo es valioso. Le pregunté si podía arreglarlo para que yo tuviera algunos conciertos más, y algún show de televisión, para así poder estar unos meses más en Estados Unidos. El director de RCA llamó a Helen Weekend, su mano derecha. Ella lo organizó todo. Eso no fue problema para la compañía discográfica Elvis Presley. Me permitieron quedarme otros tres meses y actué con Del Shannon, Fabian y Frankie Avalon, entre otros «.
Pim Maas tenía 17 años, el Elvis holandés estaba viviendo un cuento de hadas irrepetible.
Con el surgimiento de los grupos de la British Invasion y la transición del rock ‘n roll al pop, el todavía juvenil Maas dejó de ser un artista tan popular y demandado. «Durante dos años y medio estuve trabajando en clubes nocturnos en España, Alemania y Escandinavia. Pero alrededor del ’64 el trabajo empezó a escasear. Tenía 20 años. Obtuve mi licencia como piloto de aviones de carga, publicidad y fumigación» Explicó Pim en una entrevista en los 90’s.
Este nuevo trabajo le permitió mudarse a California, Santa Barbara concretamente, donde vivió durante muchos años. En una visita a Holanda conoció a la fotógrafa Dixie Solleveld, que se convirtió en su pareja y con la que vivió desde 1990. Pim nunca abandonó del todo la música, ofrecía una media de 6 conciertos anuales. En los 90’s apareció un disco recopilatorio con sus temas de los 50’s y primeros 60’s, del sello holandés Rarity Records. En 2001 este mismo sello editó un cd doble con sus antiguas grabaciones y otras más actuales.
Pim nos dejó prematuramente a los 67 años.

2 comentarios en “Pim Maas El Elvis holandés”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba